Se han filtrado a la red unos informes que señalan la posibilidad de que Toyota pueda vender a sus rivales sus sistemas híbridos de potencia. Hasta la fecha, Toyota ha sido el líder mundial en venta de coches híbridos, y es por ello que sus sistemas y motores «electrificados» tienen reconocimiento global. Con la esperanza de impulsar las ventas y acelerar la transición hacia lo eléctrico, Toyota podría «abrir» su tecnología híbrida a otras marcas y/o fabricantes de automóviles.

Toyota seguirá apostando por los sistemas híbridos gasolina-eléctrico y, además, podría favorecer el uso de su tecnología a terceros. Eso sí, previo pago de una importante suma de dinero. Nadie regala nada. El hecho de adoptar la tecnología híbrida de Toyota permitiría a aquellos fabricantes que no han investigado e invertido lo suficiente en este campo poder reducir las emisiones y consumos de su gama sin desembolsar el coste que supondría desarrollar un sistema propio.

Toyota sistemas híbridos

Desde Toyota abogan por compartir recursos y tecnologías entre fabricantes para incentivar la transición hacia la movilidad eléctrica. Un claro ejemplo que pone Toyota al respecto es la cooperación entre distintos fabricantes para crear una extensa red de puntos de recarga rápida para vehículos eléctricos e híbridos enchufables y así hacer crecer de manera acelerada la infraestructura actual.

Sin embargo, y antes de que otras compañías lancen las campanas al vuelo, en Toyota dejan claro que sus sistemas híbridos no son «compatibles» con cualquier tipo de coche. Por lo tanto, quedará algo limitado su implantación en seguí qué tipo de vehículos. El fabricante japonés también insta al resto de compañías a seguir invirtiendo en investigación y desarrollo para conseguir tecnologías más eficientes y avanzadas.