Los taxis eléctricos van abriéndose camino poco a poco entre los profesionales del gremio en las grandes ciudades españolas. Ya no es tan raro encontrarse con un Nissan Leaf dando este servicio de transporte en la ciudad de Madrid o Barcelona. Sin embargo, su cuota de mercado se incrementa muy lentamente. Por ello, la Comunidad de Madrid quiere impulsar crecimiento.

Hasta la fecha, la Comunidad de Madrid ha estado ofreciendo ayudas por valor de 6.000 euros para la compra de taxis eléctricos. Viendo que parece no ser suficiente, la comunidad madrileña ha decidido aumentar dicha cifra hasta los 8.000 euros por el cambio de un taxi convencional por uno no contaminante. Esta subida de 2.000 euros afecta tanto a los coches eléctricos de batería, híbridos enchufables o aquellos que usen combustibles alternativos como GNC o GLP.

Taxis eléctricos - Nissan e-NV200

La idea es acelerar la renovación del parque de taxis para retirar de la circulación los vehículos más contaminantes y, en su lugar, introducir vehículos ecológicos. Según los datos actuales, en la comunidad madrileña ya hay 2.045 taxis calificados por la DGT (Dirección General de Tráfico) como ECO. El objetivo fijado por las instituciones madrileñas es conseguir que, como mínimo, el 50% de la flota de taxis esté compuesta por vehículos ecológicos.

Además, el objetivo a largo plazo es que, en enero de 2018, todos los taxistas respeten el medio ambiente y contaminen lo menos posible. Ahora bien, lo realmente relevante de estas medidas es englobarlo dentro de un plan mayor por el que se quiere reducir las emisiones de CO2 en la señalada comunidad autónoma.