Una de las noticias más importantes que nos ha dejado el sector del automóvil es la decisión tomada por Daimler para una de las marcas más importantes de su grupo, Smart. Buscando detener la sangría de ventas que la firma de pequeños coches urbanitas está teniendo en el mercado estadounidense (y Canadá) desde hace unos años, darán un giro radical a su estrategia comercial.

Es por ello que Smart se convertirá en Estados Unidos y Canadá en una marca que comercializará exclusivamente coches eléctricos, dejando de vender sus modelos propulsados con motores de combustión. Teniendo en cuenta que el Smart ForFour no se comercializa en dichos mercados norteamericanos, el catálogo de vehículos de la marca alemana se reducirá exclusivamente a un único modelo con dos carrocerías: el Smart ForTwo ED y el Smart ForTwo Cabrio ED.

Smart ForTwo Cabrio ED
El Smart ForTwo Cabrio ED (Electric Drive) tiene una autonomía de 155 kilómetros con una sola carga.

Esta decisión tendrá efecto a partir de este próximo verano, por lo que los Smart «convencionales» tienen los días contados por aquellos lares. Según la información que ha publicado en primicia los chicos de Automotive News, la marca de Daimler buscará posicionarse de manera clara frente al incipiente cambio de tendencia que está sufriendo el sector del automóvil en según qué ámbitos y regiones.

Aunque por ahora las ventas de coches eléctricos no igualan (a nivel general) a los de combustión, Estados Unidos es, junto con Europa y China, los tres principales mercados para este tipo de vehículos, por lo que puede ser una forma de tratar de «salvar los muebles» para Smart si comienzan ya a trabajar en posicionarse como una de las marcas de referencia de coches eléctricos.

Smart ForTwo ED

Haciendo memoria, es interesante recordar que tanto el Smart ForTwo como el ForTwo Cabrio eléctrico, cuentan con un motor de 83 CV (61 kW) y 160 Nm de par máximo asociado a un paquete de baterías de iones de litio de 17.6 kWh con el que disfrutar de una autonomía de 160 kilómetros en el caso del modelo con carrocería coupé y 155 km para el cabrio. En ambos casos la velocidad máxima se sitúa en los 130 km/h.