En cuestión de un par de años el MINI eléctrico será una realidad. Actualmente la mítica firma automovilística ya cuenta en su gama con un vehículo híbrido enchufable, sin embargo, la verdadera apuesta por la movilidad sostenible está por llegar. La producción del MINI eléctrico, basado en el actual MINI Hatchback de 3 puertas, se iniciará en algún momento del año 2019.

Ahora bien, no tendremos que esperar hasta finales de esta década para echar un primer vistazo a este importantísimo proyecto para el futuro de MINI. Y es que, según se ha podido saber, durante el Salón del Automóvil de Frankfurt 2017 podremos disfrutar de una relevante vista previa del futuro MINI eléctrico. La importancia de este concept es evidente, ya que la base técnica con la que estará dotado, será extrapolada al vehículo de producción.

MINI Rocketman Concept - posterior

Por ahora no hay muchos detalles confirmados acerca del futuro MINI eléctrico. De momento la compañía ha confirmado que su producción tendrá lugar en la factoría que MINI tiene en Oxford (Reino Unido). Sin embargo, su plataforma motriz será fabricada en otra planta que tiene BMW en Alemania. Posteriormente será enviada a Oxford para completar el ensamblaje del modelo.

El MINI eléctrico será propulsado por un único motor eléctrico alimentado por un paquete de baterías de iones de litio. Será un lanzamiento crucial para que BMW Group pueda alcanzar sus objetivos de ventas de vehículos eléctricos de cara a la próxima década.

Nota: en imágenes podemos ver el MINI Rocketman Concept. Un interesante prototipo del que se ha especulado en más de una ocasión que tendrá versión de producción.