Las ventas de coches eléctricos en China presentan unas previsiones muy interesantes de cara a los próximos años. Y es que, como hemos venido comentando en artículos anteriores, el «gigante asiático» jugará un papel protagonista de cara a la verdadera expansión del vehículo eléctrico a nivel mundial. Todo ello seguido de cerca por Estados Unidos y, algo más rezagada, Europa.

Las últimas medidas que está implantando el Gobierno de China están encaminadas a favorecer e incentivar el desarrollo, producción y comercialización de coches eléctricos en China. El último fabricante en recibir la autorización por parte de la República Popular ha sido NEVS, quien ya podrá producir vehículos eléctricos en su factoría situada en Tianjin, tal y como ha informado la propia compañía.

Coches eléctricos en China - NEVS

NEVS (National Electric Vehicle Sweden) ha conseguido ser la primera compañía extranjera en recibir el visto bueno de las autoridades del país asiático para poner en marcha la construcción. Un proyecto muy interesante de cara al futuro de los coches eléctricos en China y, de manera indirecta, en el resto de mercados. Recordemos que en los últimos años, NEVS ha estado detrás de Saab, la popular marca sueca de automóviles.

¿Qué planes tiene NEVS para el mercado de los coches eléctricos en China? En primer lugar esperan finalizar en las próximas semanas algunos detalles de la construcción de su planta en Tianjin para poder comenzar a producir los primeros vehículos eléctricos a finales de este mismo año 2017. Sus previsiones señalan que podrán alcanzar una producción anual de 200.000 unidades cuando las instalaciones estén operativas al 100%.

A corto plazo, NEVS distribuirá más de 150.000 unidades del Saab 9-3 gracias a un encargo recibido por Panda New Energy, una nueva compañía de alquiler de coches eléctricos en China.