La policía de Sídney, en el Estado de Nueva Gales (Australia), es bien conocida por tener auténticas joyas en su flota de vehículos. Si recientemente sumaron a sus vehículos un flamante Audi S7 Sportback, ahora es el turno de incorporar el buque insignia de la familia BMW i, el BMW i8. El deportivo híbrido enchufable ya está listo para dar caza a los maleantes que circulen por las calles de Sídney.

El nuevo BMW i8 de la policía australiana será usado por el comando de la policía del área local de Rose Bay. Y aunque sería idóneo para ello, no será usado en las persecuciones de delincuentes en la carretera. Sus menesteres serán otros bien distintos. La idea que tiene la policía de la zona para este BMW i8 es la de usarlo como una forma de «romper» la barrera existente entre la ciudadanía local y las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

BMW i8 Policía Australia

Una forma de atraer la atención de los ciudadanos y tratar de hacer más amigable al cuerpo de policía. Y es que el cuerpo de policía de Sídney espera que el hecho de que el propio coche capte la atención de los ciudadanos sea el punto de partida para iniciar una conversación y que, finalmente, se den cuenta de que «no son tan malos», según ha comentado Brad Hodde, superintendente de la policía en la mencionada ciudad australiana. También participará en eventos y campañas para fomentar la seguridad vial.

Todo su exterior e interior han sido modificados para poder adaptarse a las necesidades de la policía de Sídney. El exterior de este BMW i8 muestra una imagen que combina detalles en amarillo con un cuerpo en blanco combinado con los rombos azules y el emblema de la policía en el techo. Este i8 «policial» ha sido una especie de regalo del principal concesionario de BMW en Sídney.

Fotos del BMW i8 Policía (Australia)