Un vehículo GNC permite reducir hasta un 85% las emisiones de óxido de nitrógeno

0
391
Vehículo GNC

Hace ya un tiempo publicamos en GreenCars un completo artículo en el que hablábamos sobre las principales ventajas del GNC (Gas Natural Comprimido), también conocido como gas vehicular, frente a otros combustibles tradicionales como son la gasolina o el diésel. Pero, ¿realmente qué beneficios tiene el conducir un vehículo GNC frente a otro con mecánica convencional? En grandes ciudades como Madrid o Barcelona, estos beneficios son más evidentes.

Además de suponer un importante ahorro económico debido a la diferencia de precio existente entre el GNC y la gasolina o gasoil, podemos tener la conciencia tranquila ya que estaremos ayudando a mejorar la calidad del aire en las zonas urbanas. Un vehículo GNC llega a reducir hasta un 85% las emisiones de óxido de nitrógeno en comparación con un coche diésel.

Repostar Vehículo GNC

Por otra parte, llenar un depósito de gas natural comprimido es un 50% más barato que uno de gasolina y un 30% más económico que uno diésel. Con 20 euros de GNC podremos recorrer más de 550 kilómetros mientras que con el mismo importe de gasolina no llegaremos ni a la mitad de la cifra anterior. Por otra parte, si recorremos una media de 50.000 kilómetros anuales (una cifra bastante elevada), estaremos hablando de un ahorro aproximado de 800 euros en combustible al año.

Y por si fuera poco, un vehículo GNC puede evitar las restricciones al tráfico en días en los que se activen protocolos anticontaminación debido a la elevada polución. Los vehículos propulsados por gas natural comprimido son calificados como «ECO» por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Dejar respuesta