Ford C-Max 1.6 movido con GLP Autogas

0
1305

Ford C-Max 1.6 movido con GLP o Autogas. De los cinco modelos a GLP que actualmente comercializa Ford España, este es uno de los más interesantes. En el segmento de mono volúmenes compactos hay muy poco para elegir con GLP de fábrica: Dacia Lodgy, Opel Meriva y Fiat 500L.  Su motor 1.6 Ti-VCT le proporciona 117 CV de potencia, muy adecuados para un uso familiar.

Este Ford C Max monta un motor 1.6 Ti-VCT que puede funcionar  tanto  con  gasolina  como con  GLP.  En  los arranques siempre funciona a gasolina, pero incluso con  menos  de  10 grados  de  temperatura  exterior  el paso a GLP se produce en menos de tres minutos de forma  automática.  En  el  caso  de  agotar  el  depósito de  gas,  el  coche  sigue funcionando  con  normalidad a gasolina.

En  el  interior  solo  hay  una  diferencia  respecto  a  un  C- MAX convencional, es el indicador circular que muestra la cantidad restante de gas, un piloto que indica si vamos a gas (verde) o gasolina (rojo) y el conmutador para hacer el cambio a voluntad.

El medidor de gas se encuentra situado detrás del freno de mano. El C Max puede recorrer 50 km en reserva, antes de encenderse la luz roja que nos indica que estamos circulando con gasolina.

El  depósito  de  GLP  que  cuenta con una capacidad de 40 litros. Con un consumo homolo- gado  de  8,2  l/100  km  de  gas,  tenemos  combustible  para realizar casi 490 kilómetros por un 40% menos de coste como mínimo.

Si funcionamos exclusivamente con gasolina, el consumo de este motor es en torno a 7 l/100 km, que ya es correcto para un motor atmosférico de cuatro cilindros de esta potencia.

Para  repostar  gas,  tenemos  que  enroscar  el  adaptador  en una boquilla situada bajo la toma de gasolina convencional. Este adaptador es estándar en España y diversos países europeos.

Dentro de su categoría, el motor Ford 1.6 Ti-VCT es el atmosférico más potente a GLP del mercado, solo lo superan los motores turbo alimentados de Fiat y Opel. Acelera a 100 km/h en menos de 12 segundos y es capaz de rebasar los  180  km/h.

En autopista 120 km/h el motor girará en torno a 3.500 revoluciones por minuto, y el motor no hace apenas ruido, es más silencioso que el 1.6 TDCi  de  potencia  equivalente.  A muchos  conductores  les parecerá que no hay motor, directamente.

El C-MAX es un mono volumen con tacto de turismo  convencional,  es  casi  como  conducir un  Focus,  pero con  un  punto  extra  de  comodidad.  El  comportamiento  es fantástico tanto  en  conducción  muy  tranquila  como  en  la deportiva, está por encima de lo que una persona normal le va a pedir.

Dado  que  esta  versión  se  mantiene  con  menos  dinero que  el  1.6  TDCi,  las  cuentas salen  rápido.  Además,  con GLP es más barato de adquirir. Respecto a los EcoBoost de gasolina y 1.6 TDCi Diesel, el 1.6 Ti-VCT es por definición más fiable.

Este motor nunca va a dar problemas de filtro de partículas, turbocompresor o atascos de válvula EGR. Dependiendo de la zona donde vivamos, puede tener bonificaciones en el impuesto de vehículos tracción mecánica (IVTM) por funcionar  a  gas,  incluso  en determinadas  ciudades  en  la zona de estacionamiento regulado.

Desde el punto de vista mecánico me parece una compra muy recomendable. Es la mejor opción de esta potencia que ofrece Ford para el C-MAX, los EcoBoost son más frágiles y menos refinados, y los Diesel más de lo mismo. Si encima es el motor que menos dinero nos saca del bolsillo, ¿qué más hace falta para decidirse?

El C-MAX en líneas generales es un mono volumen  de  cinco  plazas, adecuado  para cuatro adultos, pero también es válido para cinco porque la plaza central trasera es más amplia de lo que cabe esperar en un compacto. El volumen del maletero no es de récord,  pero  más  que  suficiente  para  una  familia,  más  de 400 litros.

Se  encuentra  con  facilidad  sitio  para  colocar  nuestros objetos cotidianos. Tiene guantera, cofre central, porta gafas y otro compartimento de techo con tapa. En las plazas traseras no sobran espacios portaobjetos, todo sea dicho. Se agradece que haya sitios específicos para bolígrafo, paraguas, funda de gafas o monedas.

Los  sistemas  de  seguridad  de  esta  versión  pueden  incluir reconocimiento de señales de tráfico, encendido automático de luces largas, frenado automático hasta 30 km/h (Active City  Stop),  aparcamiento  automático  en  batería, sensores de aparcamiento, aviso de cambio involuntario de carril  y  aviso  de  vehículos  en  los  ángulos  muertos  de  los retrovisores.

 

Dejar respuesta